Policía «detuvo ilegalmente» a 12,000 manifestantes durante las protestas solo en Bogotá

La policía en Bogotá detuvo a casi 12,000 personas durante las protestas que comenzaron el año pasado «para criminalizarlas», según una ONG de derechos humanos.

Durante un debate sobre el abuso de poder de la policía, la ONG mostró las estadísticas policiales de la alcaldía de Bogotá que demuestran que 11.903 manifestantes fueron detenidos durante las protestas entre el 21 de noviembre y el 22 de diciembre por motivos cuestionables.

Anuncio

En el 99.5% de los casos, los manifestantes fueron detenidos y llevados a un llamado Centro de Transferencia para Protección (CTP) bajo un artículo del código policial que permite esto “cuando la vida e integridad de una persona o un tercero están en riesgo o en peligro. Cuando la persona deambula en un estado de indefensión o alteración grave de la conciencia debido a aspectos del orden mental. Cuando la persona está involucrada en una pelea o presenta un comportamiento agresivo o imprudente «.

«Esto es inconstitucional porque el CTP no se puede utilizar con fines de política penal … la policía está utilizando el artículo 155 como mecanismo de persuasión y criminalización de la protesta social.»        – NGO Temblores

Los registros policiales confirman las acusaciones de que las fuerzas de seguridad de Colombia, y la unidad antidisturbios ESMAD en Bogotá en particular, estaban cometiendo violaciones de los derechos humanos en una gran escala de manera sistemática.

Según el miembro del consejo del Partido Verde, Diego Cancino, los manifestantes fueron torturados, sometidos a abusos verbales y físicos y, en algunos casos, detenidos durante más de 10 horas.

De las personas arrestadas enviadas al CTP y otras 872 que fueron llevadas a las estaciones de policía, «solo 25 casos terminaron en los tribunales», dijo Cancino.

Anuncio

«Las acciones del ESMAD constituyen un trato cruel e inhumano que amerita monitoreo e intervención internacional. ¿Nos enfrentamos a una práctica sistemática de represión de la protesta social, uso excesivo de la fuerza y mal uso del proceso de transferencia de protección que condujo a detenciones arbitrarias e ilegales que, a su vez, allanaron el camino para la tortura de detenidos y los intentos de desaparición forzada?»

Miembro del consejo del Partido Verde Diego Cancino

La concejal Lucia Bastidas, también del Partido Verde, defendió a la detestada policía antidisturbios, alegando que 400 policías resultaron heridos, lo que incluiría a los agentes afectados por gases lacrimógenos arrojados por sus colegas.

El jefe de derechos humanos de las Naciones Unidas en Colombia, Alberto Brunori, dijo después de una protesta estudiantil en enero que estaba preocupado «porque algunas personas, afortunadamente una minoría, atacaron violentamente y hostigaron a miembros de la Policía Nacional, manifestantes e infraestructura pública y privada».

Según los informes, la jefa de Brunori en Ginebra, Michelle Bachelet, está preparando su informe anual sobre los derechos humanos en Colombia en el que declararía que la policía «habría violado las normas y estándares internacionales relacionados con el uso de la fuerza» durante las protestas «.

Se espera que este informe se presente en marzo.

Anuncio

La fundación colombiana de libertad de prensa FLIP presentó su informe en 2019 durante el fin de semana, alegando que 66 periodistas fueron atacados durante la protesta, la mayoría de los cuales por la policía.

Anuncio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *