“Ni héroes ni mártires”: Personal médico reclama garantías de bioseguridad y laborales

El gobierno de Colombia entró en marcha el domingo después de que el personal médico amenazó con suspender el trabajo por pagos atrasados y condiciones de trabajo que amenazan la vida.

El presidente Iván Duque ordenó a sus ministros garantizar que todo el personal médico esté pagado, algunos de los cuales no han sido pagados en cuatro meses.

-------------Anuncio-------------- --------- Fin del anuncio ----------

«Hemos decidido un plazo de 72 horas, es decir, el próximo miércoles. Esto tiene que estar totalmente definido: qué pago va a dónde y quién lo entregará.»:  Ministro de Trabajo Angel Custodia

 

El presidente anunció una inyección de capital de emergencia por valor de 1.500 millones de dólares en el sistema de salud, pero, según los informes, envió este dinero a intermediarios de salud notoriamente corruptos, llamados EPS, que deben a los hospitales mucho más que eso.

La Federación Médica Colombiana y la oposición habían instado a enviar el dinero no a estas empresas notoriamente corruptas, sino a los hospitales, pero fue en vano, según el director del Colegio Médico Colombiano (CMG).

Ahora, nadie sabe dónde está el dinero, excepto que nunca llegó a los médicos y las enfermeras, y los equipos médicos que salvan vidas, como máscaras y ropa protectora, siguen siendo escasos si incluso existen en la mayoría de los hospitales.

-------------Anuncio-------------- --------- Fin del anuncio ----------

Duque entró en modo de pánico el domingo después de que el director de la Federación Médica Colombiana (FMC), Sergio Isaza, le dijera al sitio web de noticias KienyKe que los médicos y las enfermeras están considerando retirarse.

«Los médicos han mencionado que no irán al ‘matadero’ sin protección, enfatizan que su vida está en peligro y sin ninguna seguridad económica, lo que sería un problema, pero si analizas bien es como un suicidio.»: El presidente de la FMC, Sergio Isaza

-------------Anuncio-------------- --------- Fin del anuncio ----------
 

“Sabemos que el gobierno está haciendo un gran esfuerzo, pero los suministros aún no han llegado”, según el director de CMG, Roberto Baquero.

Médicos en la ciudad norteña de Cartagena supuestamente ya renunciaron la semana pasada después de que el FMC ya había advertido   que los hospitales, laboratorios y otras instalaciones médicas no solo no  le pagaban al personal, sino que despedían a los que se les pagaba si no aceptaban recortes salariales.

El presidente de la Federación Médica Colombiana se refirió también a los resultados que arrojó la encuesta sobre la situación laboral de los médicos, asegurando que es desalentador el panorama.  

“Las condiciones de bioprotección son deplorable y las laborales y de contratación son mucho peores; a los médicos se les cancelan los contratos que en su mayoría son prestación de servicios, quedan sin trabajo y sus familias se afectan drásticamente”, denunció.

Deja un comentario