Marta Lucía habría pagado 150 mil dólares por libertad de su hermano condenado por tráfico de heroína

Los periodistas Julián Martínez y Gonzalo Guillén publicaron una investigación que reveló que la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez presuntamente había pagado una fianza de $ 150,000 para liberar a su hermano, condenado por tráfico de heroína.

La revelación hecha por Gonzalo Guillén y Julián Martínez en el sitio web de Nueva Prensa está generando una conversación en torno a la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien de acuerdo con lo que señalan en su investigación, habría ayudado al pagar la fianza (dinero establecido para cancelar una obligación de prisión , muy común en el derecho penal estadounidense) de su hermano, Bernardo Ramírez Blanco.

Como explican los periodistas, la condena de Ramírez fue emitida por el Tribunal Federal del Distrito Sur de Florida. El hombre estaba a cargo de recibir dos “mulas” (personas portadoras de drogas), que logró transportar el producto desde Aruba a Miami.

Con esto en mente, Martínez y Guillén señalan con gran rechazo el hecho de que Marta Lucía nunca denunció la situación de su hermano, a pesar de que estaba en importantes cargos gubernamentales y una elección presidencial que la dejó hoy como vicepresidenta. “Durante la campaña electoral que la llevó a la vicepresidencia de Colombia, Marta Lucía Ramírez nunca informó a sus electores que tenía un hermano narcotraficante a quien había puesto en libertad bajo fianza”.

El artículo en Nueva Prensa muestra cuál sería la fianza para Ramírez, y el beneficio también fue con contribuciones de otra persona identificada como Luz Mireya Rodríguez.

La condición que involucra a Ramírez Blanco se produjo cuando las dos “mulas” cooperaron con el sistema de justicia y dijeron que la sustancia se enviaría al hermano del vicepresidente en cuestión.

“Explicaron que él era la persona que”, el agente a cargo del caso, citado por Nueva Prensa, les dijo que fueran a Aruba para obtener la heroína y que recibirían la droga a su llegada a Miami.

Sin embargo, la vicepresidenta aclaró mediante un comunicado que no había pagado una fianza sino firmado un compromiso de comparecencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *