«Impeachment al presidente Trump no es tanto un acto legal, sino político»

Para el profesor Kirk W. Junker, profesor de derecho de Estados Unidos, el proceso de juicio político (Impeaching) no es fácil de entender porque la Constitución de ese país no detalla el procedimiento y hay pocos casos de juicios similares presentados anteriormente. 

Como comentó Kirk en un comunicado de la University of Cologne, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, anunció que estaba iniciando oficialmente una investigación de juicio político sobre el presidente Donald J. Trump. Los demócratas de la Cámara de Representantes alegan que Trump traicionó su juramento en su conversación telefónica ahora infame con el presidente de Ucrania Volodymyr Selensky, y le pidió que interviniera en su nombre en la campaña de reelección de 2020. 

Anuncio

Además están surgiendo nuevas acusaciones de que Trump también podría haber pedido favores políticos a otros jefes de estado.

Como afirma el artículo de la University of Cologne, el proceso de juicio político viene en dos partes. El Artículo I de la Constitución de los Estados Unidos establece a la Cámara de Representantes Estadounidense como el único órgano con el poder legal para realizar un juicio político, como el que se pretende realizar a Trump. Debido a que la Constitución no dice nada más y no hay estatutos sobre el tema, la Cámara tiene la libertad de decidir cómo ejercer este poder.

Según el profesor de derecho estadounidense, la decisión política de iniciar o no el proceso de juicio político (impeachment) contra Trump no cuenta con orientación legal a través de reglamentos administrativos, manuales e incluso investigaciones previas exitosas. Por lo que la decisión queda a disposición de la voluntad de la Cámara de Representantes Estadounidense.

Nancy Pelosi, Presidente de la Cámara Estadounidense, convocó al Comité Judicial de la Cámara para iniciar los procedimientos oficiales. Además, ella ya tiene otros seis comités diferentes que han estado investigando varios actos del presidente y los ha llamado a formar parte de la investigación. Los medios de comunicación lo han llamado una apuesta política de Pelosi porque el acto de convocar oficialmente al Comité Judicial de la Cámara de Representantes para que comience las investigaciones bajo el concepto de «impeachment» en la cultura política de los Estados Unidos equivale a asegurar contar con el sustento legal y las pruebas para entregar al Senado, que es el órgano encargado de avalar por mayoría el juicio político de la Cámara de Representantes.

Por ejemplo si Comité Judicial de la Cámara lleva a cabo la investigación y determina que no encuentra ninguna actividad comprobable digna de juicio político, que debería ser posible en la ciencia jurídica pura, se plantearían cuestiones políticas sobre por qué comenzó el proceso.

Anuncio

Incluso aunque la Cámara estadounidense ya redactó el documento del juicio político, y votó a favor de presentar esos artículos al Senado, iniciando la segunda parte de el proceso. 

Lo que sigue es que el Senado llevará a cabo un juicio para determinar si destituye al presidente de su cargo.

Una cuestión legal para el juicio es cuál debería ser la carga de la prueba. Los presidentes acusados, por supuesto, quieren que el estándar sea el alto estándar de derecho penal y requieren que la evidencia que respalde la acusación sea probada más allá de una duda razonable. La fiscalía quiere un estándar de derecho administrativo más bajo de evidencia clara y convincente.

Sobre la base de la evidencia, la Constitución establece que la remoción del presidente del cargo requiere la concurrencia de dos tercios de los miembros del Senado presentes en el juicio.

En estados unidos, un presidente que es destituido de su cargo es, a partir de entonces, sujeto a acusación penal, juicio, y castigo. Cuando un presidente deja el cargo antes del término completo, el Artículo II de la Constitución eleva al Vicepresidente para que se convierta en Presidente. El nuevo presidente solo cumple el resto del mandato del ex presidente. A partir de entonces, puede competir en una nueva elección contra otros candidatos. Pero es legalmente posible que un presidente sea destituido por la Cámara, que el Senado no lo retire del cargo y que aún se postule a elecciones para un segundo mandato.

Anuncio

Una encuesta nacional del periódico estadounidense USA TODAY y la Universidad de Suffolk, realizada del 10 al 14 de diciembre de 2019, muestra que Trump, en una hipotética elección, derrota al exvicepresidente Joe Biden por un 3%, al senador Bernie Sanders por un 5% y a la senadora Elizabeth Warren por un 8%. La encuesta indica que las audiencias públicas de juicio político no han socavado, en absoluto, la popularidad del presidente Donald Trump.

Fuentes:

  1. Impeaching President Trump is not so much a legal, but a political act
  2. RESOLUTION Impeaching Donald John Trump, President of the United States, for high crimes and misdemeanors.
  3. USA TODAY Poll: Impeached or not, Trump leads his Democratic rivals for another term
Anuncio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *