Duque y el ministro de defensa de Colombia arrinconados por escándalo de chuzadas

El presidente Ivan Duque el sábado negó reconocer que sabía sobre el mayor escándalo de escuchas telefónicas en más de una década y prometió “tolerancia cero” contra los involucrados.

Según la revista Semana, Duque despidió al ex comandante del Ejército Nacional, general Nicasio Martínez, en diciembre del año pasado porque el general había mentido sobre el espionaje ilegal a un magistrado de la Corte Suprema, políticos, periodistas y defensores de los derechos humanos.

-------------Anuncio-------------- --------- Fin del anuncio ----------

Duque continúa su rutina de negación

Hablando con la prensa, el presidente insistió en que Martínez no fue despedido, sino que renunció voluntariamente citando “motivos personales”.

Me dio motivos personales que entendí, que es lo que hice público.

Presidente Ivan Duque

Duque convirtió al controvertido comandante general de las fuerzas armadas en diciembre de 2018 a pesar de la evidencia que implica que Martínez estuvo involucrado en los homicidios de casi dos docenas de civiles.

-------------Anuncio-------------- --------- Fin del anuncio ----------

La promoción hundió al ejército en crisis, particularmente después de que al menos otros cinco generales del ejército fueron removidos por corrupción y escándalos de derechos humanos.

No obstante, Duque insistió en que tenía “tolerancia cero para cualquier conducta de miembros de la Fuerza Pública que viole la Constitución y la ley”.

Si hay miembros de las fuerzas de seguridad que han violado la Constitución y la ley, los sancionaremos nosotros mismos. Nosotros mismos los vamos a denunciar, y este debe ser mi espíritu como el comandante supremo de las fuerzas militares.

Presidente Ivan Duque

Ministro de Defensa anuncia investigación interna a pesar de presunto encubrimiento

En un comunicado de prensa, el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo dijo a la prensa que el presidente ordenó la incursión de uno de los complejos del ejército implicados el 12 de diciembre, el día en que se advirtió al ejército sobre una incursión inminente.

-------------Anuncio-------------- --------- Fin del anuncio ----------

Trujillo también dijo que Duque “solicitó que las investigaciones internas relevantes” que comenzaron en diciembre del año pasado “se inicien de inmediato”.

Si se prueba la participación de miembros de las fuerzas públicas en actos que no están de acuerdo con la ley, los responsables deben responder individualmente ante el sistema de justicia colombiano.

Ministro de defensa Carlos Holmes Trujillo

Según Semana, el inspector general del ejército no se presentó el 13 de diciembre cuando los funcionarios de contrainteligencia que se suponía que llevarían a cabo la redada supuestamente ordenada por Duque ayudaron a desaparecer las pruebas de actividad criminal.

Los complejos del ejército no fueron allanados adecuadamente hasta el 18 de diciembre por orden de la Corte Suprema a pesar de los supuestos intentos de Trujillo de detener esto.

Duque y Trujillo en contra las cuerdas

Con los legisladores y la Corte Suprema al frente del caso, no está claro cómo Trujillo cree que puede llevar a cabo una investigación interna sobre un escándalo que implica a él y a su partido.

Este caso nos recuerda al de Néstor Humberto Martínez, quien archivó una investigación realizada que lo involucra a él con asesinato, cianuro, dinero negro y vendetas procesales, el recordado caso de la muerte de  Jorge Enrique Pizano y Alejandro Pizano, en el que el mismo fiscal “halló que él era inocente”.

La Oficina del Fiscal General anunció una investigación tan pronto como regresaron de su receso el lunes. Sin embargo, también están implicados y previamente se les negó el espionaje confirmado por los funcionarios participantes que hablaron con Semana.

El ministro tiene suerte de que el Congreso esté en receso hasta el 16 de marzo, porque los legisladores que presuntamente fueron víctimas del espionaje ilegal están furiosos.

Roy Barreras, uno de los congresistas del partido de la U,  ha opinado sobre el tema que no se trata de unas pocas manzanas, sino de una estrategia del “para-estado” para llevarnos de vuelta a tiempo oscuros.

La última vez que Colombia vio un escándalo de escuchas telefónicas de este tamaño se desarrolló en 2008 cuando Uribe era presidente. Este escándalo condujo al encarcelamiento del ex jefe de espías del país y de algunos de los ayudantes más cercanos del ex presidente.

3 comentarios en «Duque y el ministro de defensa de Colombia arrinconados por escándalo de chuzadas»

  1. No se puede opinar objetivamente porque el funcionamiento del Estado colombiano da asco. A los ciudadanos que tuvimos la suerte de ser educados en un hogar dirigido por una madre cuyo principal objetivo era hacer de sus hijos personas de bien, no puede darnos otra cosa: asco. Se ve a las claras que las chuzadas son responsabilidad del presidente y su jefe máximo.

  2. Él centro democrático con su mentor político a la cabeza se ha invertido en una amenaza latente pará desestabilizar una dé las democracias más antiguas del continente.con las chuzadas a los actores constitucionales de La vida pública sé demuestra una vez más que él actual gobierno y varios de sus funcionarios son actores innegables de éste riesgo inminente por el qué atraviesa La vida republicana de muestra AMADA PATRIA…!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *